lunes, 2 de febrero de 2015

Dice que no sabe







Dice que no sabe


ella tiene miedo de no saber nombrar
lo que no existe
”  Alejandra Pizarnik


La casa huele a un perro que se muere.
La insidia o el oxígeno
que golpea
la velocidad de la garganta,
sube, sube, raspa: decir

no habías escrito.
Es más difícil la mirada que el beso,
es más brutal

atender el cuerpo, su dependencia al óxido,
             a acumular,
porque el cerebro está sellado,

a oscuras
                             y sin embargo

vemos.

Había motivos para desconfiar; procesos,
señalar objetos y sombras, frases,
la sangre o el interés, secuencias insostenibles.
Vagar a fin de cuentas.

Derramarse el cielo en la palabra,
fuera ya del tejido y la saliva:

al nombrar lo que no existe
ya no nos pertenece.





****



Este poema aparece en el número 18 de la revista Obituario

5 comentarios: