jueves, 2 de octubre de 2014

Inmune: el calvario/ la denuncia/ la felicidad



Si...un mes y medio sin publicar. Latigazos. Pero me he mudado, he empezado el curso, nuevos proyectos...llevo un mes nómada de casa en casa y ayer fue mi primera noche en mi hogar definitivo.

Han pasado muchas cosas...la buena noticia es que a finales de Enero saldrá mi poemario Inmune, un híbrido de poesía con la fotógrafa Sonia Marpez con la que tenía muchas ganas de colaborar en exclusiva. He de dar gracias a la editorial Ediciones en Huída por creer en este proyecto y su trato.

Cuento con un gran equipo que se une a la posibilidad del libro...para el prólogo cuento con el increíble Vanity Dust y para la ilustración de la portada, con uno de mis ilustradores favoritos Emmanuel Lafont. Todo esto me hace muy muy feliz y me encanta compartirlo con vosotros amigos.




"En busca del norte" por Emmanuel Lafont



Pero hasta este feliz desenlace, este pobre poemario tuvo que pasar por muchos dolorosos acontecimientos. Me ha costado mucho decidirme a contarlo, pero me inspiró la entrada de la poeta Adriana Bañares Camacho (en el link os dirijo a esta entrada que os menciono) con su largo y tormentoso peregrinaje con la editorial Origami. Aquí tiene un gran valor y denuncia todo lo que vivió con emails incluídos. Yo haré lo mismo.


Todo comenzó cuando me presenté a un concurso joven de poesía que sucedía en Málaga en verano de 2013, en concreto el fallo salía el 7 de Julio (No daré nombres pero con los datos que doy, no será muy difícil indagar a que concurso me refiero). Se enviaba un solo poema y el premio era 2000 euros y la publicación de un libro. Suculento. Solo había un premio. Lo envié cuando vivía en Colonia aún.

Se me había casi olvidado que había mandado un poema cuando recibí esta gran noticia de uno de los miembros del jurado que me añadió a Facebook:




Podéis imaginar mi sorpresa ya que sabía que solo daban un premio y habían hecho una excepción con mi poema. Estaba bastante contenta. Pero no terminó ahí, ya que el miembro del jurado decidió mojarse más en la confesión:





Total que yo ya totalmente convencida me lancé a terminar un poemario del que aún me quedaba bastante. Aún así, en menos de un mes lo hice. Nos metieron mucha prisa al ganador y a mí para entregar los borradores.





Así que todo seguía su curso y fueron pasando los meses...ni el ganador ni yo obteníamos ningún comunicado. Nos pusimos en contacto entre nosotros y decidimos escribir a una de las persona de dirección y coordinación del premio.





Como podéis observar en la fecha, desde el fallo en julio ya habían pasado 5 meses y medio. Justificaron su falta de claridad con un problema del supervisor de la edición. Nos quedamos tranquilos un tiempo pero volvimos a insistir.




Ved que ya estábamos en enero de 2014....Del siguiente mensaje no obtuve respuesta directamente, estábamos ya en febrero:





Y, por último el mensaje estrella, en el que a dos semanas de la publicación y sin ninguna información desde Febrero (como veis bajo el mensaje hubo otro mensaje en abril sin respuesta), me notifican que se ha decidido que solo se publicara el libro del ganador y el mío no:





Lo mejor es que más tarde llame directamente a la subdirectora de esta fundación y le conté lo ocurrido y encima me amenazó diciendo que si se me ocurría hacerlo público ellos tenían unos abogados muy potentes y que en el futuro, quién sabe, quizás necesitase de su ayuda y no debería cerrarme puertas. Que las cierren.

Finalmente, este señor de dirección de los últimos mensajes, al hablar con esta mujer de la fundación tan mal educada e ignorante (que me dió a entender que era un caramelito para ayuda a los pobres poetas jóvenes que empezamos) negó que jamás hubiese sabido nada de la publicación de un segundo cuaderno. Esta gente que no respeta el trabajo de la gente joven, se olvida que los mensajes de Facebook y correos electrónicos quedan guardados y que existe una bendita herramienta llamada captura de pantalla. En fin. Ya está hecho.

La desfachatez de una organización tan importante y "seria" me pareció inconcebible.

Os recomiendo a todos que os penséis dos veces el mandar vuestro querido trabajo a ciertos concurso y, por favor, si os pasa algo similar, denunciarlo para que otra gente lo vea. Esto pasa porque no nos alzamos, porque nos resignamos y esta gente se ríe de nuestro trabajo.

Espero que os sirva y que no mandéis nunca vuestro trabajo a este concurso malagueño. A este "palomar" de corrupción

Os agradecería que lo compartieseis. Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario