viernes, 30 de mayo de 2014

Como si la eternidad fuera una taberna donde los hombres bailan sin camiseta

Maruyama Okyo, 1787, Esqueleto en Zazen sobre las olas



Me gustaría presentaros a un poeta Mexicano. Se llama Horacio Lozano Warpola. Os invito a que os paséis por su blog pulsando aquí . Nos dice:

La mayoría de los jóvenes creen que hay vida después de la muerte
Luego se arremangan sus camisas y salen a buscar chicas
Si es necesario se ponen bermudas para presumir los tatuajes en el chamorro
Están seguros que cuando mueran van a poder seguir haciendo grandes cosas
Tienen la certeza de que si mueren jóvenes se quedarán jóvenes
Como si la eternidad fuera una taberna donde los hombres bailan sin camiseta
Con el tiempo se acostumbran a que la vida no pronostique las situaciones
Un día se enferman de fiebre amazónica
Otro día alguien cercano muere
Después sus padres caen en el hospital
Y la certeza y la intimidad se agotan como aliados inesperados
De repente ya no hay nada después de la muerte
Puedo ver su sonrisa macabra
Anda por allí bajo el sol y sin sombrero




--------




 
Hoy vi a unos niños jugando con un bate de béisbol
estaban suponiendo que el bate era un micrófono
y que ellos salían en vivo por la televisión
¿Cuántos niños quieren ser celebridades?
Los cerebros jóvenes creen que pueden ganar
cualquier competencia.




--------



Nada sirve en este país
lo saben los periodistas
lo saben los maestros
lo saben los doctores
lo saben los niños
Nada sirve en este país
la policía
los políticos
los empresarios
Nada sirve en este país
lo saben los que se van
lo saben los que llegan
lo saben los atrapados
Nada sirve en este país
la televisión
los hospitales
la vejez
Nada sirve
todo está descompuesto
ojalá se pudiera arreglar
dándole un golpe
pero no
Nada sirve en este país
los muertos reviven
la muerte aquí vive
morir viviendo matar aquí
No sirven
los muertos muertos
ni los muertos vivos
Nada sirve en este país
el presidente
sus ácaros
los míseros sindicatos
aullando a media calle
como si alguien aquí
tuviera oídos para oír
y boca para hablar
gritar por gritar sin decir
Nada sirve en este país
los cementerios
las iglesias
los rituales
Nada sirve
lo saben los indígenas
lo saben los chamanes
lo saben las sirvientas
lo saben los limpiaparabrisas
lo saben los adictos
lo saben las monjas
lo saben los perros callejeros
lo saben las ratas de Coyoacán
lo saben las monedas
Nada sirve
Nada sirve en este país
crece el miedo
vivir con miedo
morir con miedo
No sirve
un amuleto
una firma
dos terrenos
comida corrida
Nada sirve en este país
trabajo trabajo trabajo
dinero dinero dinero
crecer por dinero
comer dinero
matar al dinero
Nada sirve
aquí nada sirve
no exagero
hay supervivencia
hay hambre
vive porque le da hambre
Hemos visto
que cuando algo
no sirve
se tira a la basura
o se recicla
para dar vida
a un nuevo
lenguaje
El futuro
es un basurero
de luz







Horacio Lozano Warpola, México, 1982. Ha escrito los libros "Neónidas: 2006 -2008", "Lago Corea" y "Física de Camaleones". Apareció en la Antología "Besar de Lengua - Muestra de Poetas Queretanos nacidos en los ochenta". Se encargó de la selección y edición del "Embutido de Poetas - Muestra de Poesía Mexicana Actual" de Mamá Dolores Cartonera. Es fundador de los proyectos Ciudad Q / Inventario Territorial, Cine Panorama y Laboratorio Murciélago. Imparte talleres de creación literaria a jóvenes escritores y es profesor de Literatura e Historia del Arte. Escribe en warpola.tumblr.com

1 comentario:

  1. el dibujo es estremecedor, pero el efecto junto al poema.. ¡explosivo! gracias por presentarme esta joya. un beso.

    ResponderEliminar