domingo, 12 de enero de 2014

dead can dance










Ko Un es un poeta que descubría a fondo hace relativamente poco. Cogí el libro en la librería y ya la portada y las ilustraciones interiores me atrajeron muchísimo. Al leer la biografía, me pareció un hombre realmente curioso.

 "Probablemente el más controvertido y prolífico escritor coreano vivo. Nació en Gunsan (Corea del Norte) en 1933. En su adolescencia tardía Ko Un se convirtió en un monje budista. Después de diez años renunció a la vida monástica tomando una actitud nihilista que culminó con un intento de suicidio en 1970. Ha publicado más de cien volúmenes entre poesía, novela, ensayos y traducciones."

 Esta presentación me invitó a investigar el libro en plan atracón. Es un libro muy especial, para entender sin entender; para amarlo cuanto menos se entienda. Os copio un par de poemas.





AVE DESGRACIADA


Algunas aves se comen a su madre.
 
La madre que empolla y alimenta a su cría
está nutriendo a su propia muerte.
De tal madre, tal cría
comerse a la madre
es natural para la madre y para la cría.



LA LUNA


Tiro con arco
Ping!
La flecha acierta en tu ojo

Por el dolor de tu oscuridad
sale la luna.


2 comentarios: