domingo, 11 de noviembre de 2012

El ahogo Anónimo ll: animales, vidrio; Mahler








Solo en ocasiones. En pequeñas ocasiones, cruzo la línea. Cruzo sola y hablo híbrida y me hablo música y poesía: me desnudo. Hoy me mudo a vivir a Colonia.

De este libro último, "Animales de vidrio" que he hablado poco, poco aún, destaco tres influecias base: la casa donde crecí, Mahler y Pizarnik. Así es. Cuando digo Mahler digo Mahler y Nietzsche.
Digo Mahler y aún me duele la boca. Digo Mahler y sus anotaciones en la partituras son mis primeros balbuceos en alemán; langsam, Empfunden, Ewigkeit (lento,  profundo, eternidad).
Adara Sánchez ha realizado la portada más bella del mundo. Me la mandó hace poco. Se publicará por "las 4 estaciones"  de Málaga. En Enero.

Hace una semana tuve el placer de tocar la 3º sinfonía. La tercera de Mahler. La más larga y vasta. Una sinfonía en seis movimientos, cada movimiento con título:


  1. El despertar de Pan, la marcha del verano
  2. Lo que me dicen las flores del prado
  3. Lo que me dicen los animales del bosque
  4. Lo que me dice el hombre
  5. Lo que me dicen los ángeles
  6. Lo que me dice el amor

Todo él suena en mi libro como palabras que un niño señala. Todo el resuena en mi libro por medio de Nietzsche. 

Especialemente, en los ensayos y el concierto, perdía la concentración ante la belleza de este cuarto movimiento con texto de "Así habló Zaratustra". Así habló el humano. Así habló Mahler en mi libro.


O Mensch!
(Friedrich Nietzsche, "Also sprach Zarathustra")

O Mensch! Gib acht!
Was spricht die tiefe Mitternacht?
Ich schlief!
Aus tiefem Traum bin ich erwacht!
Die Welt ist tief!
Und tiefer als der Tag gedacht!

O Mensch! Gib acht!
Tief ist ihr Weh!
Lust tiefer noch als Herzeleid!
Weh spricht: Vergeh!
Doch alle Lust will Ewigkeit!
Will tiefe, tiefe Ewigkeit!

¡Oh, Hombre!
(Friedrich Nietzsche, "Así habló Zaratustra")

¡Oh, Hombre! ¡Presta atención!
¿Qué dice la profunda noche?
¡Yo dormía!
¡Me desperté de un sueño profundo!
¡El Mundo es profundo!
¡Y más profundo de lo que el día recuerda!

¡Oh, Hombre! ¡Presta atención!
¡Profundo es tu sufrimiento!
¡La alegría es más profunda que la pena!
El sufrir habla:¡Desaparece!
Pero toda alegría busca la eternidad,
¡Una profunda, profunda eternidad!



Aquí, según Mahler, la eternidad:














2 comentarios:

  1. Ya lo sabía, Almudena: no eres de este mundo...

    ResponderEliminar
  2. música y poesía. creo que si alguien preguntara sobre la sensibilidad...

    ResponderEliminar