miércoles, 28 de diciembre de 2011

los muchachos terribles








se ha tamizado la noche en un simio,
sus huesos ha donado a las estrellas
al gritar, pensaba en la infancia,
aunque todos supimos que su voz
era una libélula atada a una cuerda

no puede marcharse- dijo su madre,
su estómago no podría seguirle- continuó.

6 comentarios:

  1. sus huesos ha donado a las estrellas

    me gusta todo el poema, sí... pero eso que te vuelvo a transcribir me fascina!

    un abrazo, Almudena.


    pd: ¿Te dije que me encanta tu nombre?

    ResponderEliminar
  2. Almudena!!! estoy escuchando tu música... qué genial, no sabía esto yo...! me encanta, como hago para escuchar más y todo el día?
    puedo descargar algún cd o qué?
    enviame mail, porfa, noepalma1984@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Muy bello sí, esa es la palabra. Y deja algo de amargura infantil por marcharse. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. "una libélula atada a una cuerda"

    gran imagen.

    ResponderEliminar
  5. Seguramente te lo habrán dicho ya, pero me encanta como escribes.
    La sencillez encantadora que tiene cada corta frase.
    Este texto en especial me gusta mucho :)

    ResponderEliminar