miércoles, 9 de marzo de 2011

1.Corvus Corax; el libro que aborté






Hay un libro. Un libro que abandoné. Como un embarazo no deseado entre los diecisiete y los dieciocho. No. No era un libro sino una libreta sucia de insomnio. Notas nocturnas de mis noches búho .Mis noches vampiro y thc. Noche azucarada de cenizas. De verdad que no es un libro. 

Trozos de noche, cadáver de árbol y psicotrópicos.

Tres años después de haber llenado esa libreta, salió a la luz. Limpio y encuadernado. Duchado. Perfumado. Algunos amigos apreciaban realmente esa libreta. Ese cuaderno, nuestras noches de desayuno a la hora de la siesta y cena a la hora del desayuno. Vivíamos en la calle. Amábamos el cuaderno.

Había una nueva editorial joven en Granada: Alea Blanca. Granada estaba empapelada con el anuncio del concurso. La libreta se escapó a concursar, se largó sucia de acuarelas, tabaco y arañazos. La libreta que ya se había escapado con botes de “Montana” más de muchas noches.

Así fue. Así ganó. Sin corregir, sin recuerdos. Rápido e indoloro. Una robusta resaca impresa.

Se publicó. Acudí a la lectura en el CAC (Museo de arte contemporáneo de Málaga). Mi queridísimo amigo y queridísimo poeta Juvenal Soto me dedico unas palabras prologuescas. Allí acabo la historia. No acudía a las lecturas, no a promociones. Lo abandoné de recién nacido. No pude sentirlo como mío. Fue el cuervo que cae del nido y la madre, al olerlo, no lo reconoce más, lo abandona. Un “no” rotundo. Yo con 23 años. Yo con un libro escrito a los 17 bajo efectos defectuosos.
Sin embargo ahí sigue. Ha llevado su vida, se ha reeditado, sigue llevando su mensaje  tras su destierro.
Ahora después de dos años lo asumo. Lo recojo, lo beso y le sonrío. Fue honesto, describió la idea desnuda.
La que solo se piensa una vez.















NUEVA EDICIÓN ELECTRÓNICA REVISADA CON FOTOGRAFÍAS EN ENERO. PRONTO NOTICIAS!!!!








          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada