domingo, 20 de febrero de 2011

Bloody Sunday


  Domingo de resaca. Llegar por la mañana a casa después de dos semanas de orquesta y dos conciertos. El cuarto hecho una mierda y encontrarse cosas. Llegar a casa y encontrarse en la cocina cosas como esto:

Glitter María






Ciervo gay rosa



Glitter Jesus







Tambíén arroz seco en el escurridor de algún flatmate y otras hierbas.Por otra parte descubrir una gran canción del nuevo disco de Radiohead "The king of limbs" llamada Codex que me ha valido unos momentos de ausencia. Los discos de Radiohead que bien podrían ser un libro, una partitura, salvarte un domingo. Letras llenas de libélulas y códigos que se llevan la crueldad de los domingos.






Slight of hand
Jump off the end
Into a clear lake
No one around
Just dragonflies
Flying to the side
No one gets hurt
You’ve done nothing wrong                             
Slide your hand
Jump off the end
The water’s clear
And innocent
The water’s clear
And innocent  



                                                              *****************



Bloody Sunday


Nieva,
lo presiento
en la luz erecta
por tocarte
a ti

que eres como el lecho de las piedras:
una tierra que acepta sus formas y se calma.

Adiós bonita visión
objetos nocturnos asentados en mesas
y en sábanas deshechas como ríos,
ropas que hemos sobado
antes de descubrir
su color.

Que el desastre de mi cuarto
sea exactamente igual al desastre de mi semana.
Soy consciente de la falta de sentido
Objetos puntuales. Elegantes.
Yaciendo atropellados
como gatos sucios.

Los brazos, las pestañas, los perfiles,
diría la moralidad del espacio;
un leve roce
llamado casualidad
o caricia.

Sentirse mediocre
casi porque hace frío
porque un suceso desgarra:
un pájaro,
un cielo blanco
cubierto de medusas,
cómo hay que vivir en el presente,
arreglártelas con ello.

Ingravidez; DOMINGO

Londres para los amigos,
no, Londres
para los turistas

MAIN THE

fuera continua el peligro de la nieve
en la carretera, en la poesía,
ante las formas.

  
                                                      Almudena Vega





                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario